Terapia Neural

Se realiza mediante la aplicación de inyecciones subcutáneas en las áreas del cuerpo afectadas y en las que pueda haber un campo interferente (cicatrices) que puedan estar causando afecciones o dolores a distancia. Hay diversas técnicas, por esto, debe ser un profesional especializado quien la realice.

Su alta efectividad y mínimos riesgos hacen de la terapia neural un procedimiento con un amplio rango de beneficios para diversas patologías, principalmente el dolor de cualquier origen.

Mencionamos algunas enfermedades que pueden manejarse con terapia neural, sin embargo la valoración del médico especialista es indispensable para tener el mejor tratamiento dependiendo de las características individuales del paciente:

  • Trastornos musculo esqueléticos: Contracturas/espasmos musculares, artritis, artrosis, problemas de columna (discopatias), ciática, codo de tenista, hombro congelado, procesos post-traumáticos partes blandas (contusiones, esguinces, luxaciones)
 
  • Trastornos respiratorios: Asma, EPOC, rinitis.
 
  • Trastornos neurológicos: cefaleas crónicas, migraña, neuralgia del trigémino, vértigo, enfermedades neurodegenerativas.
 
  • Trastornos digestivos: gastritis, síndrome de intestino irritable, reflujo gastroesofágico.
 
  • Trastornos urinarios y ginecológicos: dolor menstrual, vejiga hiperactiva, prostatismo.