Terapias Alternativas

En la universidad de medicina ya es habitual ver cursos y especializaciones de terapias complementarias cuando hasta hace relativamente poco, parecía sólo cosa de brujos o curanderos. La medicina alternativa busca mejorar al paciente yendo a la causa o raíz de su enfermedad y no curando solo sus síntomas. Las terapias alternativas consideran la enfermedad como un desajuste entre el cuerpo, mente y espíritu.

La colaboración del paciente y su participación activa es indispensable para el proceso de sanación. Los especialistas en terapias naturales siempre buscarán el porqué… se está presentando la enfermedad.

Conocer los hábitos alimenticios del paciente, en que trabaja, como se siente, desde cuando tiene los síntomas y sobre todo con qué puede estar asociada su enfermedad, es casi lo más importante, dentro del mundo de las terapias alternativas, que la propia enfermedad.

La idea es educar al paciente para que él mismo busque su cura y de ser posible no necesite ni siquiera de las terapias naturales; es generar una persona sana con hábitos saludables que le permitan mantener un equilibrio de su cuerpo y mente.

Cada historia de vida está grabada en nuestro cuerpo. Hay que liberarlo de viejos miedos y tensiones para que podamos estar cerca de nuevas emociones, permitiéndonos así un sentir y un actuar libre y original.